domingo, 14 de febrero de 2016

¡Feliz día del amor y la amistad! (Cuestionario)

¡ENDEEEEEEERS!
¿Cómo están todos? ¿Qué tal el día de los enamorados? ¿Alguien más soltero? *levanta la mano y se limpia las lágrimas al ver que nadie más lo hace*
Pues me da igual, ustedes quédense con su pareja, que yo acabo de ordenar una pizza en forma de corazón y no quiero antojarlos pero está deliciosa...
Aún así... ¡Feliz día! ¡Que la pasen super bien, ya sea con sus amigos o pareja!


Bueno, antes que nada quiero agradecer a todos mis amigos DisneyBloggers: Tony, Tex, Amy, Chío, Sandy, Lily, Liv, Egipciaca, Jelsa Forever,  Elisa, Viaje a un mundo mágico y Aza. También a todos los que siguen el blog y comentan... ¡Son geniales! ¡Se les quiere!


Como especial del 14 de Febrero, quiero hacer un pequeño cuestionario. ¡Comencemos! 

1. ¿Cuál es tu top 5 de parejas Disney?
Hay muchas parejas que me encantan y que no están en este top, como son Aurora y Felipe, Milo y Kida, Peter y Wendy (ya sé que en ningún momento se les ve interactuar como pareja, pero en la novela se insinúa, así que lo son y punto.), Giselle y Robert y una infinidad más, pero aquí les pongo mis cinco favoritas.
5. Bella y Bestia (La Bella y la Bestia) 


Por favor no me maten. Sé que ésta pareja puede ser la favorita de la mayoría, pero las que vienen a continuación me gustan más. 
Estos dos me encantan, me gusta muchísimo como se entienden y pasan de odiarse a amarse, además de que todo ese rollo de la belleza interior me gusta muchísimo.
Me gusta mucho el vals, pero (de nuevo, no me odien) me gusta mucho más la escena en la nieve, cuando ambos se dan cuenta de que los sentimientos que tienen hacia el otro han cambiado. 
Lo que a mi gusto les falta un poco fue algo más de interacción. Sí, ya sé que tienen varias escenas juntos, pero siento que realmente nunca llegaron a conocerse a fondo, sobre todo ella a él, nunca supo nada de su pasado, o de sus deseos, y para mí ese es un punto débil en su relación.
Puedes leer la crónica que hice de ellos aquí.

4. John Smith y Pocahontas (Pocahontas) 


Amo con todo mi corazón ésta pareja, y no se debe a que ambos sean mis segundo príncipe y princesa favorito. Creo que es una pareja que nos enseña mucho, nos da un mensaje de igualdad y respeto, su amor es la muestra de la igualdad que puede haber entre razas, y nos demuestra, que el verdadero valor de algo está en el interior.
Me encanta el sacrificio que tienen ambos al final, y aunque no tiene el felices para siempre que las demás pareja sí, creo que su historia de amor es muy bella. 
Lo único que no me gusta de ésta pareja es que no terminan juntos, pues nuestra heroína se va con John Rolfe, lo cual para mí fue una pésima decisión de parte de Disney, pero también le otorga un toque realista.

3. Tarzán y Jane (Tarzán) 


Esta pareja me recuerda bastante a la anterior, pero me gusta más. 
Jane y Tarzán me enseñaron a aceptar y querer a alguien tal y como es, y a ver la belleza en todas las cosas. Jane es la primer mujer que Tarzán ve en su vida, y obviamente no sabe lo que es el amor, lo cual me parece muy tierno. También me encanta la manera en que Jane le ayuda a Tarzán a saber más, lo ayuda y mejora sin transformarlo, aceptando que él nunca va a ser un hombre refinado o elegante, y ni siquiera igual a ella. 
Me gustan casi todas sus escenas, pero mis favoritas son la que se ve en la imagen de arriba, en la canción Dos Mundos, cuando ambos ven el mundo del otro y también los sentimientos que comienzan a surgir. 
Su beso es super épico, me encanta. 
No, no hablo de esa parte. 


Hablo de esta

2. Rapunzel y Eugene (Enredados) 

Me encantan. Creo que se complementan a la perfección.
Rapunzel es una joven inexperta, que no conoce el mundo, pero que sabe luchar por lo que quiere y siempre intenta hacer lo correcto. Eugene- o Flynn, como lo prefieran- por su parte es un hombre con bastante experiencia, que ha recorrido el mundo, y cuya moral no es exactamente la más correcta del mundo. 
Algo que me encanta de éstos dos es que son bastante humanos, a lo largo de la película van creciendo muchísimo, tanto como pareja como personajes, y a medida de que se conocen, aunque al principio no se agradaban del todo, terminan enamorándose el uno del otro.
Me encanta la escena en que bailan, y también la de las luces, pero la que más amo es el final, cuando él corta su cabello y sacrifica su bienestar por el de ella. 
Puedes leer la crónica que hice sobre Rapunzel aquí.


1. Anna y Kristoff (Frozen)

Dios, amo ese fan art.
Sólo mirenlos... ¡Son perfectos! 
¡Y llegamos a los ganadores! 
Dios. En serio que los amo.
Ésta pareja la amo, pues a diferencia de la mayoría de las parejas Disney, no comienzan siéndolo e incluso hay duda en los espectadores de si estarán juntos o no. Digo que incluso hay duda porque más o menos hacia la mitad ya es un poco obvio.
Anna y Kristoff son una pareja que me da mucha risa, al principio se odian y no se toleran, pero conforme va avanzando la película van aprendiendo más del otro y preocupándose por el bienestar de su compañero. 
Me encanta la manera en que se desarrolla su relación, como Kristoff intenta luchar en contra de sus sentimientos, y ella los ignora, pues es algo que no está bien.
Todas sus escenas me gustan, la del trineo me parece muy cómica, y su beso es super mono, al igual que su "boda", pero yo creo que mi favorita es cuando él la deja en el castillo y la mira con los ojos vacíos y el corazón roto. Ayyyy... ¡me encantan!
También amo todos los fan arts que hacen de ellos (sólo con ver el de arriba saben de que hablo)... ¡son geniales! 
Puedes leer la crónica que hice de Kristoff y su pasado aquí y la de Anna aquí. 

2. ¿Cuál es tu amistad Disney favorita? 

Hay muchas amistades que me encantan como son Timón, Simba y Pumba o Lumiere y Din Don, pero mi favorita de todos los tiempos es...
Woody y Buzz (Toy Story)


Me encanta, comienzan siendo los peores enemigos, pero después de bastantes complicaciones y problemas, ven lo especial que es el otro y terminan siendo los mejores amigos en la historia, siempre apoyándose, y por mucho que se separen, siempre vuelven a encontrarse. En general me encanta toda la amistad que tienen los juguetes de Andy pero creo que éstos dos son los que mejor se llevan. 

3. ¿Cuál es tu top 3 de parejas crossover?
Me gustan muchas parejas crossover, como son Mericcup, Tadashi y Elsa (no sé como se llaman), Hiro con Anna (denle las gracias a Lily), Peter y Alicia (Dios, que inculto, tampoco sé el nombre de esta)... pero las que más me gustan son...

3. Hans y Elsa (Helsa)

De nuevo, no me maten. 
Antes yo también me preguntaba como diablos alguien podía shippear esta pareja, pero luego descubrí este vídeo y todo cambió:
                                            
Es que, en serio, son demasiado hermosos juntos.
Hans es un personaje que me encanta, y me da mucha curiosidad saber sobre él. Y Elsa... bueno, saben que la amo jaja.
Así que sí, me encantan, espero que en la secuela haya algo entre ellos. 
Puedes leer la crónica que hice de Hans aquí, a ver si así entienden porque me gusta tanto.

2. Jim y Mérida (Jerida)


¡Mis bebés! Básicamente, yo los cree jaja, no hay muchos fans de Jerida a lo largo del mundo, aunque en los últimos años he encontrado más imagenes y fan arts de ellos... ¡De mis hijos! 
Creo que realmente no tengo que hablar con ellos, hay un fanfic entero para demostrar lo mucho que me gustan como pareja, pero les diré que me encanta como quedan, pues sus personalidades son muy parecidas, son ambos unos rebeldes, y luchan por sus ideales. 

1. Tadashi y Honey Lemon (Tadahoney) 


Me encantan. Nunca se insinúa nada de su relación, pero yo sé que se aman profundamente y tendrán cientos de mini Honeys y mini Tadashis.
Estooo... Diego, ¿sí recuerdas que Tadashi, bueno... tú sabes?
Shhh. Volverá como zombie.
Ya, volviendo al tema, son el uno para el otro. Ambos son inteligentes, simpáticos y muy buenos, creo que serían una gran pareja.
Para saber porque los amo tanto, y leer la crónica que escribí sobre ellos haz click aquí.

4. ¿Cuál es tu canción de amor favorita?

I see the light- Enredados

Me encanta. Toda la escena es preciosa, las linternas, nuestros protagonistas... todo. Y la canción es aún más bonita, es cuando ambos personajes se dan cuenta y expresan lo que sienten el uno por el otro. ¡Que bonito!

5. ¿Qué personaje de Disney podría ser tu mejor amigo?

Tadashi Hamada

¡Y dale con Tadashi!
¿Qué quieren que haga? Es un personaje que me encanta. 
Yo creo que si conociera a Tadashi me llevaría de maravilla con él, pues es simpático, inteligente y bondadoso. ¡Seríamos los mejores amigos del mundo! Y de paso le pediría un robot que me prepare de comer, y uno que lave, y uno que me haga la tarea...

6. ¿Qué personaje de Disney es tu amor platónico? 
                                      Ya ni les digo nada. Todos saben que la amo y por qué. 

Así termina mi "pequeño cuestionario", espero que les haya gustado. ¿Cuáles serían sus respuestas? 
Por cierto, les dejo el link de mi primer historia totalmente romántica (publicada) que es de Hippo y Mérida, pueden leerla aquí. Es narrada en capítulos cortos y la terminé hoy, la hice como una especie de especial de San Valentín. ¡Que la disfruten!

¡Feliz día! 

¡Eso es todo amigos!

Happy Hero

Dios, ya me cansé de tanto rosa y rojo. 
P.D. ¿Les gusta la nueva firma?

sábado, 13 de febrero de 2016

Las Crónicas de El Fin de Disney #10: El Príncipe Adam y Bella: La Belleza de la Bestia

10

El Príncipe Adam y Bella: La belleza de la Bestia.   
Érase una vez, en un reino lejano, llamado Francia, un rey y una reina.
Sus nombres no son relevantes, pero aun así se los diré. El nombre de él era Gerard, y el de ella Sophie Marie. Ella amaba mucho a su hijo y por eso le daba todo lo que quería.
Tenían dos hijos, Alessia, de diecisiete años, y Adam, de once años.
Adam adoraba a Alessia, la consideraba una heroína y deseaba ser tan valiente e inteligente como ella.
Ella… realmente lo quería, pero no tenía tiempo para prestarle atención, estaba demasiado ocupada con sus obligaciones.
Adam era muy consentido. Sus padres cumplían todos sus mimos y reclamos, dándole todo lo que quería y malcriándolo, convirtiendo en un niño egoísta y arrogante.
Un frío invierno, Alessia recibió una propuesta de matrimonio de parte de uno de los príncipes de unas islas que había al sur, por lo que sus padres partieron de inmediato para concretar la unión.
Adam se quedó en Francia, a cuidado de los sirvientes.
Era la víspera de navidad.
El pequeño estaba muy emocionado. ¡Le encantaba la navidad! Además, sus padres llegarían esa noche.
Pero nunca llegaron.
Espero, y esperó, y esperó.
Uno de los sirvientes, Lumiere, tocó a su puerta.
-         Señor- susurró con un marcado acento francés- Creo que debería bajar a cenar ya. Lo estamos esperando, y parece que sus padres no vendrán.
El niño, furioso, le gritó a Lumiere que lo dejara en paz y salió corriendo, pensando en escapar del palacio e ir hasta las Islas del Sur para pasar la navidad con sus padres, pues su inocencia no le permitía saber lo imposible que esto era.
Estaba furioso.
Ya estaba camino a la puerta, cuando oyó que alguien tocaba. ¡Tenían que ser sus padres!
Se le iluminaron los ojos y una gran sonrisa se le dibujó en el rostro.
Abrió la puerta con rapidez.
Cuál fue su sorpresa cuando vio a una encorvada y mugrosa anciana en la puerta. Sus facciones se crisparon.
-         Hola, pequeño niño- susurró ella amablemente- ¿Tienes espacio en tu castillo para una pobre anciana? Te daré una rosa a cambio de tu hospedaje.
El príncipe tuvo ganas de reírse en su cara. Él, el príncipe de Francia, guapo y rico… ¿Darle refugio a una vieja y fea anciana?
-         Nunca. Una fea anciana no cabe aquí.
La anciana lo miró, con un toque de picardía en los ojos.
-         Si yo fuera tú consideraría tu decisión.
-         Sigo sin pensar dejar pasar a una fea y horrible anciana.
Entonces, un rayo cayó en la anciana. Adam dio un paso hacia atrás, sorprendido, y hubiera corrido al castillo de no ser por qué se quedó embobado viendo como la anciana se convertía en una alta y hermosa hechicera.
El pequeño se cubrió la boca con ambas manos.
-         Yo… lo siento mucho, no sabía que eras una hechicera. Puedes pasar.
La mujer, rubia, lo miró con desdén.
-         No. Nunca cabría en el mismo castillo que un niño egoísta y mimado. Te daré una lección. Te transformarás en lo que hay realmente en tu interior, y hasta que alguien pueda amarte, no volverás a ser humano.
El niño suplicó perdón.
-         Aún no he terminado- lo miró seria- Todo aquel que ahora esté en el palacio se convertirá también, en objetos, pues han contribuido en consentirte y mimarte. No envejecerán, así te acompañarán mientras tú creces, y tendrán la oportunidad de corregirte. Te daré ésta rosa, cuando cumplas los veintiún años caerán todos los pétalos y la maldición caerá en ti por siempre si aún no has logrado ser amado.
El niño lloró mientras se convertía en una bestia cubierta de pelo, con cuernos y afilados dientes. La hechicera se retiró, deseando con toda la fuerza de su corazón, que alguien pudiera amar a Adam.
***
Lumiere era un candelabro. La novia de Lumiere, Babette, se había transformado en un plumero. Cogsworth era un reloj, y su esposa, Madame de la Grande Bouche, era un armario. La Sra. Potts, que apenas había quedado viuda, era una tetera. Sus hijos se habían transformado en tazas. Así podía enumerar a todos sus sirvientes. Se sentía terriblemente culpable.
Pero sobre todo se sentía preocupado. Cada vez que se miraba en el espejo se le revolvía el estómago y tenía ganas de romperlo. Y lo hizo varias veces.
¿Qué iban a decir sus padres?
***
No lo tomaron nada bien. Hicieron las maletas y se fueron, dejando a Adam sólo en el palacio. A pesar de que Sophie Marie quiso quedarse con él, Gerard no se lo permitió. Sin embargo, en secreto, lo visitaba siempre que podía.
Alessia suplicó que no lo dejaran, pero no pudo hacer nada, ella pronto viviría en Las Islas del Sur y su opinión ya no importaba.
Ni siquiera se despidieron. Los reyes se pasaron a otro lujoso castillo y desde ahí retomaron su reinado, diciendo que su pequeño hijo había muerto.
Adam cada día se odiaba más, y aunque los sirvientes tardaban de consolarlo, había perdido las esperanzas.
Porque, al fin y al cabo.
¿Quién podría amar a una bestia?
***
Mientras tanto, un poco más alejado, vivía una niña de siete años.
Su nombre era Bella, y vaya que le hacía favor. Tenía una piel pálida, ojos color avellana y cabello café. Era muy feliz, sus padres la amaban.
Vivían en una pequeña cabaña en un rincón del bosque, sin muchos vecinos a su alrededor. Su padre se llamaba Maurice, y su madre, Claudia.
Todas las noches, ambos se sentaban y arropaban a Bella. Le leían cuentos de mundos fantásticos, y Bella no podía evitar querer viajar a ellos.
Su favorito era también el favorito de su madre. La Bella Durmiente. Tenía de todo. Tierras lejanas. Duelos, hechizos mágicos. ¡El príncipe! Era una profunda conexión con su madre.
Pronto, Claudia enfermó. Una terrible gripe le quitó la vida, y parte de la suya a Bella, quién lloraba desconsolada mientras veía a su madre ser enterrada.
Cuando cumplió ocho años, los fantasmas que inundaban la casa eran demasiados. Por ello, Maurice decidió que se mudarían a un pueblo, con bastantes casas, donde Bella haría amigos y podría olvidar la tragedia que ocurrió con su madre.
Al llegar a la nueva casa, Bella descubrió con tristeza que durante el camino había perdido el libro favorito de su madre. ¡Qué coraje le dio!
Y no logró hacer muchos amigos. Bella siempre estaba en las nubes, y tenía valores e ideas demasiado contrarias al resto del pueblo. Mientras que ellos se fijaban demasiado en el exterior y el valor material, Bell miraba el interior y lo moral.
Cada vez se refugiaba más en sus libros. Mientras Maurice inventaba máquinas, y reparaba cosas para mantenerla, Bella leía. Era la única manera de olvidar al mundo real.
Ella quería más que vida provincial. Deseaba aventuras que asombraran al mundo, quería encontrar un gran amor, que fuera feliz con ella y la entendiera de verdad. Anhelaba mucho más que un simple plan. Apenas tenía once años y ya tenía más ideales que la mayoría de adultos en su pueblo.
Nunca perdió la esperanza. Pero de vez en cuando su voluntad flanqueaba.
¿Quién podría amarla como era?
***
Con el tiempo, Adam aprendió a ser más gentil.
Les mentiría si les dijera que se transformó en una nueva persona. No lo hizo.
Seguía siendo gruñón y engreído, pero había aprendido a valorar lo que tenía.  
Aún así el hechizo no se había roto.
Cada vez caían más pétalos de la rosa, y aunque él no lo quisiera, guardaba esperanza.
Esperanza de que existiera alguien que pudiera amar a una bestia.
***
Bella había cumplido ya diecisiete años.
Y era toda una atracción en su pueblo. Aunque no se percataba, siempre la miraban todos y susurraban cosas de ella. Sin falta.
¿Y cómo no? Todos eran absolutamente ordinarios, personas típica en su pueblo, que se ocupaban de cosas superficiales y sin importancia.
Y Bella no lo era, apenas y se fijaba en lo que llevaba puesto, y solamente prestaba atención al mundo exterior cuando sus libros terminaban.
Un día, para suerte de ella, que ya había leído demasiadas veces sus libros, abrió una librería en el pueblo.
Sin dudarlo se apuntó para trabajar en ella. Limpiaba y ordenaba las estanterías, y su jefe le prestaba libros que le llamaran la atención.
Un día el dueño de la tienda trajo nuevos libros. Bella comenzó a ordenarlos.
Y entonces se le llenaron los ojos de lágrimas.
Uno de ellos era La Bella Durmiente.
Lo leyó dos veces, y cuando su jefe vio que le gustaba tanto se lo regaló.
Lo leía tranquilamente en su mesa cuando ocurrió algo que no esperaba.
¡Gastón, el matón y presumido del pueblo, le había propuesto matrimonio!
Dios santo. Obviamente lo había rechazado.
Tenía ganas de encerrarse a llorar.
Además, su padre estaba de viaje, iría a una feria, y era el único que la consolaba.
¿Por qué solamente se fijaban en ella por su físico? ¿Acaso no había nada además de eso en ella?
Miró al cielo.
Aún tenía esperanzas.
Esperanzas de que existiera alguien que pudiera amarla tal y como era.
***
Un humano había llegado al castillo.
Un anciano, que según la información que los apenados Lumiere y Cogsworth le habían dado, venía de un pequeño pueblo y se llamaba Maurice.
Adam estaba furioso. ¿Cómo es posible que dejaran entrar a un hombre al castillo?
No tenía ni idea de que haría con él, pero no estaba seguro de que fuera bueno.
Y entonces llegó ella.
***
Bella había llegado a un tenebroso castillo, guiada por Phillipe, el caballo de su padre, pues este se había perdido en su camino a la feria.
Entró silenciosamente.
¡Y se llevó una gran sorpresa!
Encontró a su padre encerrado, una fea y cruel bestia lo había mantenido preso.
-         ¡Me ofrezco en su lugar!- había gritado ella desesperada- ¡Déjalo ir, y yo me quedaré!
Y así había ocurrido, Maurice se había ido a su hogar, solo y desamparado, mientras que Bella había tenido que quedarse presa con esa fea bestia.
Pero, pronto las vidas de ambos cambiarían.

Y la más grande historia de amor de todas surgiría. 
CONTINUARÁ... 

Zootopia ya disponible en España + ¡Una semana para México!

¡HOLA ENDERS!
Hoy vengo con una noticia super buena para los enders españoles... ¡Zootopia- allá llamada Zootrópolis- ya está disponible en los cines! Así es, el clásico número 55 ya está disponible para que vayan a verla... ¡Corran a las salas!


De igual manera, falta una semana para su estreno (19 de Febrero) en México, donde llega con su título original, Zootopia. ¿Emocionados? ¡Yo sí! En cuanto la vea les traeré mi crítica.

miércoles, 10 de febrero de 2016

Historia corta: ¿Ya me olvidaste? (Mericcup)


¡Hola Enders! ¿Cómo están?
Hoy vengo de manera muy rápida para decirles que estoy publicando una nueva historia corta en Wattpad. La historia será exclusiva de Wattpad, lo que quiere decir que no la publicaré por aquí.
Está narrada en capítulos muy cortos, es por eso que empecé ayer y ya llevo nueve xD, es con motivo del día del amor y la amistad, así que probablemente para el domingo ya esté terminada. Les digo, es muy corta.
No esperen la gran cosa, pues la hago bastante por diversión jaja, y al ser corta no puedo profundizar mucho en las situaciones, pero espero que se pasen y les guste.
Pueden leerla aquí.
¡Gracias! 

lunes, 8 de febrero de 2016

Últimos días para nominar a tus favoritos en los DisneyBloggers Awards 2016.


¡Quedan sólo tres días para nominar a tus favoritos en los DisneyBloggers Awards 2016!
¡No te lo puedes perder!
Vota en:
Wattpad
Blog
¡Y que gane el mejor!

domingo, 7 de febrero de 2016

Pretty Little Princesses- Bellas y Letales. Capítulo 7: Descendientes

                              CAPÍTULO 7
                         DESCENDIENTES


Dios. En serio que odio el sol. Es taaaaan molesto. Siempre me deslumbra.
Iugh.
Bueno, prosigamos.
Las odiosas, sus esposos y los metiches están sentados en la piscina de las princesas. ¿Cómo es qué pueden ser tan malditamente egoístas? Están ahí, presumiendo sus bronceadas y bellas piernas, mientras que personas como yo, que odian al sol, tienen menos bronceado que Baymax.
Pero no todas están ahí.
Oh no.
Flynn y Rapunzel no están ahí. Están en su habitación, discutiendo.
-         ¡Tenemos que decirles, Eugene!
-         No podemos, preciosa- le susurró él lentamente- Ella vendría por nosotros. O peor.
Que ni lo duden.
Rapunzel lo abrazó con fuerza.
Él le susurró algo.
-         Pero los malos nunca ganan.
Obviamente no.
Pero yo no soy la mala aquí.
Son ustedes, ustedes destruyeron mi vida.
***
Es hora de inculpar a alguien.
Y Garret lo sabe.
Nos reunimos en un café. Ambos estamos descubiertos. No hay nadie que pueda vernos desde aquí, y aunque nos vieran no sospecharían nada.
Me mira fijamente a los ojos y me estremezco. Llevamos saliendo poco más de un año. Sonríe.
-         Te ves sensacional hoy.
-         Gracias- le digo con una sonrisa- Tú estás muy guapo.
-         Y bien… ¿a quién inculparemos?
-         A alguien que no afecte mucho a nuestros planes- le digo susurrando- Alguien dentro de la casa.
-         Bueno, sin duda no pueden ser las trece. Ni sus esposos.
-         Tampoco pueden ser Daphne y Blair. Ambas son importantes en la segunda fase- lo miró fijamente- ¿Sabes que estoy pensando?
Lo decimos ambos al mismo tiempo.
-         Inculparemos a Jafar y a La Reina Malvada.
***
La Reina Malvada y Jafar habían sido llamados a la comisaría, en donde se encontraba Katherine Norton. Y mi hermoso Garrett.
-         ¿Ocurre algo malo?- preguntó Jafar confundido.
-         Algo así- susurró Katherine- Lamentamos decirles que ambos están arrestados por el secuestro, y cómplices de asesinato de Jessica Rabbit.
La Reina Malvada los miró confundidos.
-         ¿Qué les hace pensar qué fuimos nosotros? ¿Cuál es su evidencia? ¡LO NIEGO TOTALMENTE!
-         Encontramos un poco de cabello en el vestido que tenía el cadáver de Jessica. Las muestras de ADN  son de dos personas, y concuerdan con las de ustedes- susurró Garret, fingiendo pena por ellos.
Había sido muy fácil. Simplemente había tomado un poco de su cabello mientras dormían y lo coloqué por todo el vestido de ella.
-         ¡Pues no somos culpables!- gritó Jafar mientras lo esposaban- ¡Lo juro!
 Obviamente no lo son.
Pero a mí, y a mi estúpida cómplice princesa, nos conviene que lo sean.
***
¡Es un día familiar!
Qué asco. ¿Quién invento los días familiares?
Ah claro. Las odiosas.
¿Qué es un día familiar? Bueno, ese día todas invitan a sus familiares- o amigos muy cercanos- al palacio y celebran. Sí, cursi con ganas.
Así que hoy a las doce están todos reunidos en el patio del palacio. Yo los observo en mi oficina a través de las grabaciones que hacen mis cámaras.
¿Qué? ¿Creían que estaría todo el día escondida en los arbustos o qué? Estoy obsesionada con vengarme, pero también amo la comodidad. Y a Garret. Y a Kuzco.
Vanellope y Ralph reciben a todos con una sonrisa, desde los siete enanitos hasta la reina Ellinor.
Todos estaban tomando limonada y comiendo pizza. ¡Era muy divertido! ¿Quieren mi opinión? Es adorable, en serio es lindo. Pero no hace que ellas me agraden.
Peter les había dado el anuncio a las princesas de que Jafar y La Reina Malvada habían sido arrestados por “haber secuestrado a Jessica Rabbit”. Las vidas de todos volvían a la normalidad. Ya no eran sospechosas de nada, pero aún tenían guardias, pues, según Katherine, corrían peligros de que The Wicked Bitch, ósea yo, las atacara. Pobrecitas.
Además… ¿Se supone que Ralph y la mocosa esa me van a detener? Ya estoy bastante infiltrada, tengo a una princesa de mi lado. Más o menos.
Blair y Daphne se quedarían hasta que su seguridad no fuera problema. Ninguna se quejaba.
Todos estaban celebrando. ¡Estaban felices, ya no eran sospechosas! Puedo jurarles que veía la dicha en los ojos cafés de mi cómplice. Se había salido con la suya, una sonrisita se asomaba en su rostro.
***
De pronto, un grito paró la diversión.
Ariel y Eric palidecieron.
-         Melody- gritaron ambos al mismo tiempo.
Corrieron al lugar de dónde provenía el grito. La cocina. El medallón de Melody estaba tirado en la cocina. Ariel se cubrió la boca.
También estaba el turbante del Sultán.
-         Mi padre- susurró Jasmine.
Y una nota. Escrita con morado.
Si quieren recuperarlos véannos en una hora junto al muelle Solamente Aladdín, Ariel, Eric y Jasmine.  SI VIENEN CON ALGUIEN MÁS NO VOLVERÁN A VERLOS.
Ariel y Jasmine cruzaron miradas. Irían por ellos.
Wow. Eso no lo esperaba. ¿Quién podría haber sido?
Juro por el corazón que yo no lo hice.
***
Los cuatro solicitados héroes se dirigían al muelle, nerviosos.
Ahí había cuatro chicos que reconocieron de inmediato.
Mal. Hija de Maléfica.
Carlos. Hijo de Cruella de Vil.
Evie. Hija de La Reina Malvada.
Jay. Hijo de Jafar.
Los miraron enfurecidos.
Aladdín fue el primero en hablar.
-         ¿Dónde están?
-         Les diremos dónde están cuando nos den lo que queremos- replicó Mal.
-         ¿Y qué quieren?- preguntó Ariel, casi gritando.
-         Demostrar que mi madre, y Jafar son inocentes- contestó Evie, la voz se le cortaba un poco.
-         Ellos no son inocentes- se burló Jasmine.
-         Estamos seguros de que lo son- les dijo Jay- Para empezar, mi padre no secuestraría a nadie a menos que le dieran una lámpara mágica a cambio… si tuviera una lámpara mágica habría deseado salir de prisión.
-         Tal vez le dieron algo más a cambio de Jessica- susurró Eric.
-         Además, ellos son villanos- continuó Carlos- Si hubieran secuestrado a Jessica probablemente lo habrían proclamado y presumido, pues eso es lo que hacen. Les encanta que el mundo sepa lo malos que son, sin importar las consecuencias.
-         ¡Eso no prueba nada!- gritó Ariel desesperada.
Que cómica escena ésta resultando éste encuentro.
-         Además, ellos nos habrían contado sus planes- argumentó Mal- somos sus hijos.
-         Ese sí es un buen argumento- murmuró Jasmine sarcásticamente.
-         Bueno, si no quieren ayudarnos nunca verán a Melody y al Sultán de vuelta- les gritó Carlos desesperado.
Ariel y Jasmine los examinaron.
-         De acuerdo. ¿De qué manera podríamos ayudarlos?- contestó la pelirroja luego de un rato.
-         A entrar a su palacio, y encontrar evidencia que inculpe a alguien más- contestó Evie.
-         Vengan- susurró Jasmine.
***
Daphne Price bajó elegantemente del coche negro después de que Peter le abriera la puerta. Ella le sonrío. En serio estaba emocionada.
Tendrían una cita en casa de él.
Después de un rato, y de comer, ya habían entrado bastante en confianza.
-         Y… ¿quién crees que sea The Wicked Bitch?- preguntó éste, deseando oír la teoría de la detective.
-         Creo que es una de ellas. Probablemente intenta vengarse de las demás por haberle robado un zapato o algo.
Peter lanzó una carcajada.
-         No te agradan, ¿cierto?
-         Me parecen muy… superficiales- susurró ella.
-         No lo son. Créeme, pueden estar metidas en bastantes embrollos, pero son buenas personas. Tiene valores, y en serio son fantásticas.
Daphne sonrió triste.
-         Las solía admirar de niña, siempre quise ser como ellas. Pero luego… arruinaron lo nuestro. Y vi que eran bastante egoístas.
-         Eso quedó en el pasado, Price. Pueden ser egoístas, pero no pueden ser perfectas. Todo mundo espera algo de ellas, y son humanas.
Ella lo miró.
-         Además, lo nuestro no está arruinado.
El chico tomó la mano de ella, el corazón de ambos temblaba. Comenzaron a acercarse lentamente.
Qué asco. Estoy agradecida de lo que pasó después.
Una flecha se interpuso entre ambos, clavándose en la pared y causando que se separaran.
Ambos voltearon.
Garret, encapuchado los observaba con un arco en mano.
***
Los Descendientes y los héroes habían volteado el castillo en busca de evidencia pero no habían encontrado nada.
Evie estaba cerca de Jasmine y Ariel cuando rompió a llorar.
Ambas chicas se acercaron.
-         ¿Ocurre algo?- preguntó la morena.
-         Es sólo que… no quiero que mi madre esté en la cárcel, pero cada vez estoy más convencida de que ella fue la culpable- susurró- No quiero que algo malo le ocurra.
Las dos princesas cruzaron miradas.
-         Si te hace sentir mejor, no creo que haya sido ella quién secuestró a Jessica- le susurró Ariel- Hay que seguir buscando, no pierdas la esperanza.
Evie asintió. Siguieron buscando un rato.
Entonces, Mal tropezó.
-         ¿Estás bien?- preguntó Eric.
La chica de cabello morado asintió.
-         Esa madera está salida, por eso caí- dijo ella entre risas.
-         ¿Salido?- preguntó Aladdín- Que curioso…
-         Deberíamos levantarla y ponerla bien- dijo Carlos- así evitaremos que alguien más caiga.
Levantaron la madera y vieron curiosos lo que ésta escondida.
La carta de mi cómplice a Jessica Rabbit.
Qué estúpida es.
***
Peter miró atónito al misterioso encapuchado.
-         ¿Qué haces aquí?- gritó preocupado.
-         Yo voy a matarte.
Ambos abrieron los ojos como platos.
Peter tomó a Daphne de la mano y salió corriendo.
Abrió una puerta y empujó a Daphne dentro de ésta. Acto seguido, la cerró y sacó una llave. Daphne estaba encerrada.
-         ¿Qué haces?- gritó ella desesperada.
-         Me quiere a mí. No dejaré que te lastime.
La chica comenzó a pegar en la puerta mientras escuchaba la batalla que se desarrollaba fuera. Y entonces tuvo una idea.
***
-         No es más que una simple hoja- afirmaba Carlos mirando la carta con desprecio.
-         ¿Entonces por qué alguien la escondería?- preguntó Mal.
Lo que yo me pregunto es: ¿Cómo diablos no quemó la carta?
-         Es tinta invisible- susurró Jay después de examinarla un rato- Mi padre la usaba para mandarme mensajes secretos.
La leyeron después de usar químicos.
-         Es una amenaza de muerte- afirmó Jasmine sorprendida- Quién sea que haya firmado tachó el nombre.
Bueno, al menos hizo algo bien. Después de quitarles la carta tachó el nombre. Tiene sentido.
-         Si se fijan, en la carta se menciona varias veces que es una princesa- susurró Ariel- Tenemos que entregar esto a la policía.
***
Peter se encontraba amarrado a una silla. El encapuchado tenía un cuchillo contra su garganta. Había intentado pelear, pero él era muy fuerte. Lo había torturado un buen rato, y ahora lo mataría.
-         Antes de que mueras- susurró mi sexy novio con una sexy voz robótica que ocultaba su sexy voz real- te mostraré quién soy.
Se quitó la máscara. Peter lo observó sorprendido.
-         Garret.
-         Nunca más viviré en tu sombra.
Alzó el cuchillo, hasta que alguien le disparó en la pierna. Mi estúpido novio soltó un grito de dolor y dejó caer el cuchillo al suelo.
La detective Katherine Norton lo miraba fijamente.
-         No me lo puedo creer-dijo con fuerza - Oficial Garret Gardner, queda arrestado por intento de asesinato y posible relación con la buscada asesina The Wicked Bitch.
¿Buscada asesina? ¡Qué halago!
Blag. Tendré que sacarlo de la cárcel pronto.
-         ¿Cómo supieron?
-         Daphne marcó el número de emergencias, tuviste suerte de que tu hermano quisiera prolongar tu sufrimiento, o no podríamos haber llegado.
***
Katherine examinaba la carta.
-         Bueno, bueno- susurró- Demasiadas revelaciones hoy. Creo que esto demuestra la inocencia de sus padres. O eso espero, los tendremos bajo mucha vigilancia. Y el caso de Jessica Rabbit vuelve a abrirse.
Evie saltó emocionada mientras abrazaba a sus amigos.
Pronto volvieron sus padres, y éstos se reencontraron felices.
Ariel, Jasmine, Eric y Aladdín estaban felices. Habían logrado recuperar a Melody y al Sultán.
Pero mis planes habían fallado.
***
Mi cómplice princesa me veía.
-         No volverá a ocurrir- susurró ella. Me miraba fijamente. Ambas estábamos encapuchadas.
La miré de vuelta.
-         Más te vale. O sabes lo que ocurrirá.
Ella asintió.
-         Ahora, es tiempo de comenzar a trabajar en nuestro acto final. Activar el paso final de la primera fase.
No podía esperar.

CONTINUARÁ…